Castrar a un perro ¿Es buena idea? Beneficios e inconvenientes

Una de las preguntas más comunes que se hacen las personas que tienen un perro como mascota es si deben o no castrarlo o esterilizarlo. Pero ¿Será una buena idea? Antes de tomar esa decisión es necesario que conozcas bien los Beneficios e inconvenientes tener un perro castrado en casa, para que hagas lo que sea mejor tanto para tu perro como también para ti.

¿Qué implica castrar a un perro?

La castración o la esterilización es una operación rutinaria realizada por un especialista veterinario en el que extrae los órganos reproductores de tu perro. En el caso de los machos, realizan la extirpación de los testículos.

Por eso surge la pregunta ¿Es buena idea castrar a tu perro? No existe un verdad absoluta en este caso, ya que para algunas personas es lo mejor que puedan hacer con sus mascotas y con otras no sucede lo mismo.

¿Cuál es la edad canina ideal para la castración?

La edad recomendada para proceder a castrar a un perro es de 6 a 8 meses de vida, siempre y cuando sea un perro sano. En el caso de los perros adultos, estos también pueden ser castrados, pero se corre un riesgo, ligeramente mayor, de que se complique luego de la intervención, y mucho más si es un perro obeso.

Beneficios de castrar a un perro

  • Se evitan muchas infecciones que pueden ser perjudiciales para tu perro como son las infecciones urinarias, así como tumores testiculares.
  • Al contraer menos enfermedades los gastos veterinarios disminuyen en gran manera.
  • Los perros que son castrados son menos agresivos, por lo que existe mayor sociabilidad entre machos.
  • La castración disminuye el deseo de orinar en las calles, sitios cerrados o en los parques para marcar territorio.
  • Reduce su instinto y apetito sexual, esto quiere decir que hay menos posibilidad de que se pierda por este motivo.
  • Los perros que son castrados al ser ya mayores no se orinarán encima, ya que disminuye las posibilidades de tener problemas de próstata.
  • Es un procedimiento veterinario muy económico.
  • Reduce el porcentaje de perros sin hogar, ya que ayuda a controlar el exceso de población canina.

Inconvenientes de castrar a un perro

  • Existe un mayor riesgo de hipotiroidismo, por lo que aumentará de peso consecuencia de su aumento del apetito, serán más comunes los problemas dermatológicos, la intolerancia al ejercicio y los problemas oculares serán mayores.
  • Aumento del apetito, esto es algo que tú como dueño debes controlar, es necesario que adecues una dieta y buena actividad física que corresponda a ese aumento del apetito. De no hacerlo tu perro pudiera sufrir de obesidad.
  • Problemas en la intervención, aunque son mínimos los riesgos, si existen.

Entonces, tener un perro castrado puede ser muy beneficioso para él, tanto por su estado físico como también porque ayudará a controlar su comportamiento. Pero, como todo, tiene sus inconvenientes, así que antes de tomar esta decisión evalúa con la ayuda del veterinario que es lo mejor para tu mascota.

Show Comments

No Responses Yet

Leave a Reply